Un atasco artístico.


05/10/2021

Paula López Tafur

Es probable que usted se encuentre lamentando la demolición del monumento a los héroes para la fantasiosa construcción de la primera línea del mítico metro. Acción aprobada por el actual ministro Diego Molano cuando ejercía como concejal o, al menos, bajo ese argumento, se escuda la alcaldesa para no sentirse responsable por las críticas que le han realizado por iniciar la  ejecución de este proyecto.

La indignación social se debe a la demolición de un punto clave para las manifestaciones sociales ocurridas este año, donde se reunieron muchas personas de la clase trabajadora para decirle NO a la reforma tributaria y expresar su descontento con la actual manifestación distrital y nacional.

Hasta el momento, no he dicho nada que usted, estimado lector, no conozca o no haya escuchado, pero hagamos un viaje en el tiempo y conozcamos los orígenes de este monumento considerado bien de interés cultural.

La torre, de al menos 57 metros de alto, fue una idea de Laureano Gómez, ex presidente de Colombia, líder radical del partido conservador con inclinaciones hacia el Nazismo; que decidió diseñar este monumento para homenajear al Batallón Colombia, el dichoso grupo de militares  que enviaron por medio de engaños a la guerra de Corea. Los soldados que fueron enviados al país asiático no tenían la menor idea de dónde quedaba Corea, y tampoco comprendían muy bien los motivos para estar allí, sin embargo, el presidente muy amablemente decidió diseñar un monumento en honor a estos soldados ingenuos, como si la edificación de concreto solucionara las secuelas y traumas psicológicos que desarrollaron los militares luego de volver de la guerra: "Muchos compañeros míos, que estaban enfermos psicológicamente, murieron en las calles de Bogotá", afirma el sargento retirado Carlos Cubillas para la BBC. Pues las consecuencias de estos delirios de heroísmo por parte de los dirigentes siempre han cobrado vidas, muchas de ellas, inocentes.

Pero entonces el General Rojas Pinilla tomó el poder y tenía otras ideas para el futuro de esta obra, quiso homenajear a los soldados que dieron su vida por la independencia de la Nueva Granada; la estatua hecha de bronce, ecuestre, de Simón Bolívar, será el único elemento que se salvará de la demolición, será trasladada y reubicada en el parque de la independencia. Su autor, el escultor Emmanuel  Frémiet, realizó tres reproducciones de la escultura, instaladas en ciudades como París, Barranquilla y La Paz. Y si bien Bolívar permitió la independencia de los pueblos americanos del sometimiento español, tampoco deberíamos olvidar que él fue el causante de masacres y sacrificios en San Juan de Pasto y fue el responsable de hacerles pasar una navidad terrorífica a los pastusos en 1822. Algunos periodistas e historiadores afirman que Bolívar fue el fundador de la ideología conservadora y la inspiración de las élites de extrema derecha. La historia tradicional nos muestra a un Bolívar endiosado, heroico y bondadoso, pero la realidad nos lo muestra como alguien no tan bondadoso y, más bien, egoísta.

Actualmente el monumento a los héroes se ha usado para rendir homenaje a los héroes de la patria, a militares y soldados que dan su vida por proteger al país, pareciera que la sociedad sufre de amnesia selectiva y olvida que los héroes de la patria, a quienes se les agradece enormemente por sus servicios, en realidad solo buscan proteger a unos pocos.

La destrucción de este bien cultural, sí se convierte en una mala noticia para los artistas; no olvidemos que en el interior del edificio, se buscaba alojar siete salas de la academia de historia y un museo de las glorias civiles y militares de Colombia. Si bien este proyecto fue abandonado, la infraestructura del lugar permite realizar exposiciones culturales y artísticas, y tras su demolición, se verán obligados a buscar otro lugar para mostrar su arte. La buena noticia es que gracias al ingenio y creatividad de los arquitectos que trabajan para la alcaldesa,  en los planos del metro se planea construir una galería artística y, si nuestros nietos viven para contarlo, las obras del hoy podrán ser exhibidas en este lugar.

Querido lector, si usted ha llegado hasta aquí, es momento de que se cuestione de qué se está despidiendo; si se despide de un monumento con una estatua bonita donde podía parchar con sus amigos mientras protestaba, o si verdaderamente se despide de una historia llena de engaños, dolor y violencia que finalmente se cierra para darle paso a una nueva historia: el utópico metro.

Y usted, ¿Qué monumento construiría para relatar la verdadera historia de Colombia en el siglo XXI?, esta atraviesa uno de sus momentos más impactantes, y al reescribirla sería muy significativo crear obras que permitan un relato más real de la historia del país, esto, también sería una forma de resistir. 




Bibliografía

Libros
Libro en línea. Alcaldía Mayor de Bogotá. (2008). Bogotá un museo a cielo abierto. https://web.archive.org/web/20130830085834/http://www.patrimoniocultural.gov.co/descargas/monumentosesp_publico.pdf 
Web
Redacción El Tiempo. (1993,Septiembre). Bolívar fundó el partido conservador. El tiempo. Recuperado de: https://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-215521 
Wallace.A. (2013, Julio). Los soldados colombianos que combatieron en la Guerra de Corea. BBC news. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/07/130724_america_latina_colombia_soldados_veteranos_guerra_corea_aw
Arévalo.F. (2016, Diciembre). La ira de Simón Bolívar contra los pastusos un día de Navidad. Las dos orillas. Recuperado de: https://www.las2orillas.co/la-ira-de-simon-bolivar-contra-los-pastusos-un-dia-de-navidad/


Videos
Noticias RCN .(2021). Esta es la historia del monumento a Los Héroes que será demolido en Bogotá. YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=DYroIlKyq5s

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.