Inclusión: ¿Reivindicación o lucro?


25/10/2021

Valentina Mora Sinning

Vivimos en un imaginario colectivo marcado por relaciones binarias: lo bueno y lo malo, lo moral e inmoral, lo rentable y lo no rentable, lo bello y lo feo, etc. conceptos construidos desde aquellas esferas que siempre han marcado el rumbo de la historia y, asimismo, la han definido en sus propios términos; llámese religión, patriarcado o capital. Dichas entidades, en su afán de control, han impuesto hegemonías respecto a cómo nos vemos, actuamos e incluso sobre cómo amamos.

Podría pensarse que en las últimas décadas estas imposiciones se han disuelto, que lo bueno y moral ya no atiende únicamente a lo escrito en la biblia y que lo bello ya no es solo lo plasmado en el arte o la publicidad. Y es que claro, vemos personas de todo tipo en las pantallas, han surgido tantos movimientos y se han reivindicado tantas posturas en torno a la liberación de ataduras, que el problema de la inclusión parece estar resuelto. Sin embargo, esto no es así, aquello proclamado en pro del cambio ha sido adoptado por las grandes esferas, mutándolo y mercantilizándolo.

Desde el punto de vista estético, tenemos el movimiento body positive, el cual toma relevancia hacia la década del 2010, abanderando la lucha contra el ideal de belleza occidental asociado con la delgadez, la tez blanca, y un no muy extenso etcétera; buscando la visibilización de la diversidad de cuerpos. Una causa que adoptada con consciencia resulta loable, pero que en manos de la industria de la moda ha perdido significado. Las mujeres de tallas grandes ahora están en televisión, revistas y pasarelas, pero no todas ellas, principalmente sólo aquellas que ante la mirada masculina (male gaze) resultan atractivas o venden, ¿Dónde están las mujeres negras o aquellas sin figura de reloj de arena? No se trata tan sólo de una poca representación, es una exclusión sistemática. Algo similar sucede con la aceptación del cabello rizado y afro, se intenta dejar la idea de este como “pelo malo” o como sinónimo de feo pero en el intento se cae en la esclavización de la forma perfecta, los medios masivos muestran únicamente mujeres con grandes cabelleras, sin frizz, con ondas definidas y demás, que si bien atienden a la realidad de muchas, sigue perpetuando la idea de pulcritud y, en algunos casos, hace difícil la identificación y la aceptación del mismo.

Por otro lado, esta inclusión ilusoria también atañe a comunidades como la LGBTIQ+, cuyas realidades en los últimos años han visto la luz en más productos de carácter masivo que antes, en parte por un interés genuino en representarlas y hacer eco de su lucha; sin embargo, no puede negarse que en muchos casos esto también responde al ánimo de lucro de unos pocos. Todos los años llega junio, el mes del orgullo, y las marcas adoptan arcoíris en su imagen corporativa y slogans del tipo “Love is Love” o “El amor gana”, pero apenas termina este no se toca más el tema, lo que remite al término de ‘Rainbow-Washing’ (lavado de arcoíris en español) planteado en la revista WIRED, el cual “permite a las personas, los gobiernos y las corporaciones que no hacen trabajo tangible para apoyar a las comunidades LGBTQ en cualquier otro momento del año, colocar un arcoíris encima de algo en el mes de junio y llamarse aliados”.

Es claro que no vivimos en una sociedad utópica que reconoce a cada individuo a partir de sus diferencias, y que aún hoy en día estamos lejos de la soñada abolición de estereotipos y estándares que anulan y desaparecen la existencia de los otros, de los que no se ajustan al molde predominante. Sí, las transiciones generacionales han propiciado un cambio, cada vez son más las personas que, con libertad, se permiten ser y sentir(se), pero esto no puede limitarse a algunos, debe ser lo normativo, debe recogernos a todos… ¿Entonces qué nos queda? ¿Conformarnos con una inclusión a medias que en vez de romper preconceptos los modifica?



Bibliografía: 

Comenzar de Nuevo A.C.  (20 de agosto de 2020). El movimiento “Body positive”, ¿De dónde proviene?, ¿Cuál es la importancia de conocerlo?. https://comenzardenuevo.org/el-movimiento-body-positive-de-donde-proviene-cual-es-la-importancia-de-conocerlo/

Hernandez, L. (3 de junio de 2016). ¿Rizos perfectos? La nueva esclavitud. Belleza en Rizos. https://bellezaenrizos.wordpress.com/2016/06/03/rizos-perfectos-la-nueva-esclavitud/WIRED. (21 de junio de 2018). 

The Problem With the 'Rainbow-Washing' of LGBTQ+ Pride. https://www.wired.com/story/lgbtq-pride-consumerism/


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.