Mayor Infante, responsable del homicidio a Nicolás Neira, fue condenado a ocho años de casa por cárcel


30/10/22


La jueza novena penal de Conocimiento de Bogotá dictó en la mañana de este viernes la condena en contra del mayor retirado Fabián Mauricio Infante, ex-agente del ESMAD, declarado culpable en marzo de este año por ser partícipe en la manipulación testimonial de sus subalternos en el caso de Nicolás Neira, joven asesinado en el centro de Bogotá durante las marchas del día del trabajo en 2005. La togada consideró que se cumplían los requisitos para que Infante cumpla su condena en casa, además, este no podrá fungir funciones públicas durante este mismo periodo de tiempo. 

“Con certeza, esta judicatura considera que tal conducta se subsume del tipo penal de favorecimiento, al haberse conspirado contra la administración de justicia, cuando posterior a los hechos y sin existir un acuerdo previo, el acusado Infante Pinzón (...) ordenó instrucciones para encubrir el ilícito con declaraciones que no correspondían con la realidad de los hechos, para así, lograr que la investigación adelantada por las autoridades judiciales fuera desviada a la hipótesis”, concluyó el Juzgado Penal de Conocimiento.

Normalmente se generan dos audiencias con días de diferencia para primero exponer la culpabilidad del acusado y luego la duración del culpable en prisión o en su residencia. No obstante, a pocos instantes de que el Juzgado de Conocimiento expusiera los años de condena, la defensa del mayor solicitó una revisión del expediente con el objetivo de debatir si el caso debía transferirse a Justicia Penal Militar.

Con esta solicitud, el abogado defensor, Oswaldo Rodríguez, pidió ante un juez del Tribunal Militar continuar con el proceso bajo el argumento de que Infante cometió el delito mientras ejercía sus funciones públicas como comandante. Dicha petición fue aceptada por el juez Abraham López, quien argumentó que la instancia judicial era “competente para conocer el asunto”, además de solicitar a Justicia Ordinaria suspender el caso.

Alejandra Garzón, abogada de Yuri Neira, padre de Nicolas, presentó una denuncia ante el fiscal general Francisco Barbosa, en contra del juez militar López por el delito de prevaricato por acción. Ambos tribunales pasaron el conflicto jurisdiccional ante la Comisión de Disciplina Judicial como al Consejo Superior de la Judicatura. Finalmente, fue la Corte Constitucional quien evaluó el conflicto de intereses entre los tribunales y, el 7 de octubre del presente año, la alta Corte negó rotundamente la solicitud de traslado a Justicia Militar.

El mayor Infante expresó que todo fue parte de una confabulación en su contra, sumado a que, según el ex agente del ESMAD, el mayor en retiro Julio Torrijos, estaría mintiendo en su versión testimonial. “Infante Pinzón no propició o determinó que se ocultara lo sucedido, o entorpecer las acciones de las autoridades para esclarecer los hechos en torno a la muerte del menor Nicolás David Neira”, dijo la defensa del ex agente al diario El Espectador.

Dicha defensa además agregó que su cliente no generó ningún acto de conducta activa o por omisión, ya que Infante no habría sido testigo visual de lo acontecido con Neira. Añadiendo que al mayor en retiro no se le había informado con claridad en los hechos ocurridos en el centro de la capital.

Sin embargo, el testigo Torrijos, quien también fue condenado por encubrir el homicidio, aceptó que recibía órdenes directas del mayor Infante. El declarante apoyado por la Fiscalía expuso que al contemplar el disparo a menos de cinco metros por Rodríguez Rúa (condenado a 17 años de cárcel) le reportó el hecho a su superior, a lo que el mayor solo dijo “no eso no, deje así, eso no pasó nada”; cuando Torrijos se acercó de nuevo a Infante, este le habría dicho: “Organice las secciones y organice el personal, trate de que no vaya a haber problemas en el grupo, que vayan como salieron en servicio en su orden para no tener inconvenientes (...) y ahora que vienen las declaraciones que todos hablen el mismo idioma, que todos digan lo mismo (...) después me informa”.


Mural en honor a Nicolás Neira, asesinado por un agente del ESMAD el 1 de mayo de 2005 en el centro de Bogotá // Twitter: AlirioUribeMuoz.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.