Fiscalía niega la posibilidad de abuso sexual por parte de la fuerza pública en contra de menor de edad


25/05/2021

Ximena González


Así lo afirma el primer reporte oficial, entregado el 24 de mayo por el Fiscal general Francisco Barbosa, en el cual sin evidenciar mayor cantidad de detalles, se concluye la ausencia de pruebas que puedan demostrar un verdadero caso de acceso carnal violento, contra la menor de edad Alison Meléndez, en la ciudad de Popayán durante el marco del paro nacional. 

La información oficial aportada por Medicina Legal en conjunto con la Fiscalía, asegura que se hizo la investigación correspondiente y la examinación minuciosa de los posibles elementos probatorios, que se tienen de la noche en la que se produjeron los hechos, como vídeos de cámaras de seguridad y los captados por las personas que presenciaron la situación.

Si bien se llegó a la conclusión de que, no se habría presentado en ningún momento un caso de acceso carnal violento o abuso sexual propiamente dicho, se siguen adelantando investigaciones para determinar la posible existencia de “actos sexuales abusivos”, en el suceso que presuntamente tuvo lugar en la URI de Popayán el pasado 14 de mayo de 2021.

Pero, ¿Cuál es el cambio que se produce en el rumbo de la investigación, cuando se pasa  del término “acceso carnal violento” a “acto sexual abusivo”? 

Pues bien, para efectos judiciales, el concepto de “acto sexual abusivo” se diferencia de “acceso carnal violento” o “abuso sexual” al estar tipificado dentro del Código penal (Art. 208- 2010) como el conjunto de actos que atentan contra la integridad sexual de la víctima, al ser perpetrados sin consentimiento, pero que no involucran coito o penetración directamente y que se pueden ver reflejados en tocamientos, caricias, besos o manipulación de las partes íntimas de la víctima. Es por esto, que al cambiar la tipificación del delito cometido, los resultados de la investigación podrían llegar a conclusiones diferentes, alterando así mismo la severidad y extensión de las sanciones correspondientes a los victimarios.

Foto:  Forbes y Nación Paisa.com

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.