Voces, Comida y Rock


Luisa Carrero

27/08/2021


Las luces de colores. El grito de la multitud. Las cámaras están por todo el lugar. El humo del escenario. Tú y tus amigos están en la tarima, ¡Son las estrellas de rock más esperadas! Empiezas a escuchar unos golpes y crees que es la batería de Tom o Amy en la guitarra, tus dos más grandes amigos, pese a eso el ruido continúa sonando y al parecer es tu madre la que está tocando la puerta

.—¡Cinco minutos más! ¡La última canción! —dices para no preocupar a tu público. Por desgracia el escenario ya no está rodeado de muchas luces de colores sino con una sola: la luz del día que reflejan las cortinas de tu cuarto.

Te levantas frustrado de que hubiera sido solo un sueño, te bañas mientras escuchas a Elvis Presley, tu cantante favorito y piensas ¿Por qué no? Te vistes, desayunas rápidamente y vas corriendo a la escuela, no sin antes darle un beso a mamá.

Allí te espera Amy con su gran sonrisa, sus ojos verde camaleón y su cabello color tomate ¡Imposible que pase desapercibida con lo hermosa que es! Se dirigen al salón de clases, el maestro Frank los saluda, es un hombre con una cabellera larga que, de seguro, se verá genial cuando sacude su cabeza al ritmo de la música... vuelves a la realidad cuando inicia la clase de Sociales. A los 20 minutos golpean a la puerta y es Tom que ha llegado tarde, algo muy común en él, después de un llamado de atención se sienta junto a ustedes ¡Es el perfecto chico malo para tu banda! sus rizos marrones están alterados, de su piel morena brota un pequeño sudor y sus cordones están sueltos porque del afán no alcanzó a amarrarlos, a pesar de que sea un poco distraído ves en él un gran talento cuando golpea las mesas con ritmo.

No puedes esperar a que llegue el descanso, tan pronto suena el timbre tomas de las manos a ambos y se van corriendo hacia su lugar secreto, debajo de las escaleras. Les comienzas a contar todo lo que pasaba en tu visión, sí, visión porque para ti es una señal enviada por los mismísimos dioses del rock: ¡Formarán su propia banda! A ellos les encanta la idea porque todos aman la música.

—Si nos apuramos, podremos alcanzar a inscribirnos en el recital del colegio —dices con emoción y asombro.

—¿Pues qué esperamos? —dice Tom, mientras Amy aplaude emocionada. Anotan sus nombres en la lista escolar, pero les queda pendiente poner al lado el nombre de la banda, saben que eso podrán discutirlo después, así que quedan en reunirse por la tarde en el sótano de tu casa.

Al llegar la tarde, tus amigos golpean la puerta, tu mamá los recibe con unas sabrosas hamburguesas; con sus estómagos felices y una gran idea, saben que nada puede fallar. Se sienten lo suficientemente inspirados para escribir la mejor canción sobre comida: “¡ROCKEA Y SABOREA, ROCKEA Y SABOREA! Las papas fritas con salsita son una maravilla”. Ya escuchan a la multitud enloquecida por ustedes, son unas estrellas famosas.

Ya ha oscurecido, los tres están muy felices por su nueva banda, antes de que se marchen Tom y Amy les avisas rápidamente:

—Nos vamos a llamar “Los descendientes de Elvis Presley”, yo sé que les encanta el nombre tanto como a mí, no me lo agradezcan.

Tom se comienza a reír, cuando se calma y toma aire, agrega:

—Es un buen chiste, jajaja, ese nombre es ridículo. Ya nadie escucha a Elvis.El calor invade tu rostro, tus mejillas están más rojas que el cabello de Amy y no puedes tolerar que haya hablado así de tu cantante favorito.

—¡Tú no sabes de la buena música Tom! Amy no ha dicho nada, a ella SÍ le gustó mi idea, ya verás si te sales de la banda.—¡¿Por qué amenazas así a Tom?! —dice Amy sulfurada. Y añade: Tampoco sabes qué estoy pensando yo, me parece que tu nombre no es nada creativo y yo también podría dar buenas ideas.

Te sientes traicionado por Amy, no esperabas que fuera a salir en defensa de Tom y que lo quisiera más. Con un gran enojo, les gritas:

—¡¡¡ELVIS ME ELIGIÓ A MÍ COMO LÍDER!!! —Mientras señalas tu camiseta con su rostro.

—¡¡¡ESO NO ES VERDAD!!! —dice Tom; enseguida restriega su helado en tu ropa.

Agarras a Tom de su camiseta, vas a golpearlo, pero Amy los separa. Aprietas tus puños conteniendo toda la ira y le dices:—Es imperdonable que hayas hecho eso, Tom… soy mejor que tú y te arrepentirás.

Amy se enfurece aún más. —Eres un mandón.—¡¡¡LA IDEA ES MÍA, EL NOMBRE LO TENGO QUE ESCOGER YO!!!—Suerte con eso. Responden molestos.

—¡¡¡Bien, no los necesito!!!

Se marchan disgustados Tom y Amy.

Estás por entrar a tu casa, te resbalas y notas que acabas de pisar popo. Ahora sí es un mal día porque los dioses del rock te han castigado. Eso no te detendrá porque no permitirás que por culpa de Tom y Amy los dioses se molesten contigo, preparas un ritual para honrarlos y bailas en la lluvia los pasos de Elvis.

Te diriges a tu cuarto, mientras miras la foto de tu artista favorito, piensas “Supongo que la separación en algún momento tenía que pasar, ¿No es eso lo que ocurre en las bandas de rock?”Concentras tu mirada en el techo. Te entregas en los brazos de Presley y te arrulla su canción “Jailhouse Rock” El rock de la cárcel.Al siguiente día es la voz de Elvis la que te despierta, y no sólo porque tienes su música de alarma en el celular sino porque soñaste con él; “A los grandes artistas se les presentan obstáculos” era lo que Presley te decía.Te preparas para ir a la escuela, abrazas a mamá y le dices “Los que triunfan son los solitarios”, ella queda desconcertada, pero te desea un magnífico día.Llegas al salón de clases y te percatas que tus amigos se sentaron en un lugar diferente al que suelen juntarse los tres, simulas no darte cuenta y te concentras en la clase.El profesor Frank comienza saludando a todos.—¡Buenos días chicos! Espero que se encuentren de maravilla y estén preparados para la temática de hoy.Escribe en el tablero “Democracia”. Y pregunta: ¿Alguno sabe de qué trata?Los estudiantes se quedan en silencio y miras de reojo a tus amigos, sigues molesto porque no te hicieron caso.Al ver que ninguno levanta su mano, el maestro continúa:—La democracia es una forma de gobierno que permite escuchar la opinión del pueblo, esto se consigue gracias a la participación ciudadana, consiste en que todos expresen sus ideas y sean tomadas en cuenta para decidir sobre algo.La clase pide que por favor les dé un ejemplo.—Claro jóvenes, en un mes ustedes podrán escoger un compañero del salón para que los represente en otros espacios estudiantiles, van a haber varios que se quieran animar a ser elegidos, aunque… ¿cómo queda uno solo?Todos continúan en silencio con mucha curiosidad.—Por la votación, la opinión de ustedes por un candidato se sumará al total de respuestas y quien reciba más votos ganará.El profesor Frank escribe un mensaje en el tablero:“La DEMOCRACIA consiste en dar nuestra opinión en asuntos políticos, pero también cotidianos”.Al leer esa frase, decides que vas a esperar a que suene el timbre para discutir con el profe Frank.
—Profesor Frank, ¿La democracia aplica para una banda de rock?Sorprendido le responde: Explícame más, ¿Esto tiene que ver con tus amigos? No los vi juntos hoy.Caen algunas lágrimas mientras le cuentas lo acontecido.—La democracia tiene todo que ver, las opiniones son igual de importantes. Aunque la idea hubiera sido tuya, son un equipo: tú cantas, pero no tocas la guitarra ni la batería; Amy toca la guitarra, pero no canta ni toca la batería; y Tom toca la batería, no toca la guitarra ni canta.Esto te trae un gran recuerdo.—Creo que ya comienzo a entender, cuando los conocí éramos más pequeños, estábamos en el parque, yo jugaba con la pelota, recuerdo que me caí y ellos me levantaron, aún sin conocerme.—Muy bien —agrega Frank—. De eso exactamente se trata: el trabajo en equipo construye la democracia.—Profesor, ¿y usted ha sido antidemocrático?Él baja su mirada y te responde.—Así es, me arrepiento de haberlo sido porque lastimé a personas muy importantes para mí, como la mujer que era mi esposa y cumplía el rol de mánager, me apoyó incondicionalmente con mi grupo musical, en ese momento todos me conocían como “El rey del rock”, pero la fama se subió a mi cabeza y la dejé a un lado a ella; no quise que me representara más ni que manejara mi carrera artística, estaba seguro que podía hacerlo todo yo y así ganaría más dinero, hasta despedí a los integrantes de mi banda…. Corrió el rumor de que yo era “El dictador del rock” y mis fans dejaron de creer en mí, una vez que perdí todo, comprendí que la avaricia pone en riesgo la amistad y acaba con la vida en democracia.No sabes como reaccionar con la revelación del profesor, le agradeces por permitirte reflexionar a tiempo y le dices que, para ti, él es una buena persona.—Ya sé lo que tengo que hacer profe. ¡Gracias! Voy a ver si encuentro a mis amigos.Mientras tanto, afuera del salón están tus amigos escuchando la conversación, huyen rápidamente cuando notan que te despides del profesor Frank.Corres a buscarlos en el lugar secreto y, para tu sorpresa, no están ahí. Pasas el resto del descanso solo, y, aunque intentes distraerte con la música de Elvis no puedes dejar de pensar en ellos y en las palabras del profesor Frank.Pasan los días, te ignoran cada vez que te encuentras con ellos y prefieren salir corriendo.—Para el Gobierno Escolar, se postularon como representantes Antón, Sussy, Brian y… Amy. —Frank continúa explicando el proceso electoral, mientras tú, aún continúas asimilando que Amy sea una de las candidatas.Al llegar a tu casa le comentas a mamá que tus amigos siguen sin hablarte y que Amy quiere pertenecer al Gobierno Escolar. Ella te comenta:—Estoy muy emocionada por la decisión de Amy y se me ocurre que podrías ayudarla con su campaña, es importante que dialoguen, de esa manera es que se gobierna justamente.—¡Mamá! Pero cómo puedo hacerlo, si mis amigos no me han perdonado —dices desesperado.—Sorpréndelos —agrega ella.Pasas la noche escribiendo algo que de seguro les encantará.Al siguiente día, en clase de Educación Física los mandan a hacer grupos de a 3. Te acercas a ellos y Tom te dice:—No queremos mandones en nuestro equipo.—Lo sé, lo sé… —Agachas tu cabeza.—Escuchemos lo que tiene que decir —insiste Amy.
Sientes una pequeña pizca de esperanza.—Chicos, sé que en varias ocasiones los obligo a hacerme caso. ¡Por favor, discúlpenme! No debí ser egoísta amenazándolos con salir de la banda por no pensar igual a mí, ahora entiendo que sus ideas importan.Es como si hubiera pasado una eternidad sin hablar con tus amigos, Amy sonríe y dice:—También estábamos reflexionando sobre nuestra discusión y el tema del profe Frank. Aprendimos que, a pesar de no estar de acuerdo con tu opinión, tenemos que respetarla, así como tú también debes apreciar nuestras ideas.

Agrega Tom: —Sé que no estuvo bien burlarme de tus gustos, ni recurrir a la violencia, las diferencias son las que nos unen y permiten construir la democracia. Sientes una enorme felicidad de no haber perdido a tus amigos. Dices: ¡Te preparé esto Amy! —y continúas— “Por la educación de calidad y la libertad de opinar. Amy por ti va a luchar, ella te va a representar y velará porque se cumpla el Manual Escolar”.—¡Me encanta! La canción es perfecta para mi campaña —dice Amy entusiasmada.—¡Si trabajamos juntos en ella, lo harás genial! —responde Tom.Pasa un mes, se cierran las votaciones estudiantiles, todos creen que ahí finaliza la actividad, pero sorprendentemente el ruido de unas baquetas llama la atención de todos: en el centro del escenario, la banda “Rockeros de la Comida” apenas va a iniciar.No has vuelto a ver al profe Frank, pareciera que usara el poder de la invisibilidad o que tú necesites seriamente utilizar gafas, pero la rectora te saca de dudas cuando informa que el profe Frank renunció.Te encuentras una nota:
Querido rockstar,Tu inspiración por mí, me llevó a sentir inspiración por ti. Salgo del “Jailhouse rock” Rock de la cárcel para viajar por el mundo con buenos amigos y música.El rey del rock.
Opinión de la autora: La invitación es para los niños a soñar en grande y a los adultos a motivar las aspiraciones de los jóvenes pensadores con buenos valores, desde la empatía y la tolerancia crecerán como ciudadanos con responsabilidad social capaces de vivir en una pluralidad de ideas y, más aún, serán personas dispuestas a abrir su corazón para conectar con el mundo, sin dejar de lado aquellos momentos inolvidables de la amistad que se convierten en un gran apoyo para lograr nuestras metas.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.