Tres décadas del último álbum que cambió el rock


Por: William Javier Lara Arevalo

30 años del Nevermind, el álbum con más copias vendidas (más de 30 millones) de la banda Nirvana y el más popular del género Grunge. El sencillo Smells Like Teen Spirit —su tema más icónico— fue lanzado el 10 de septiembre, atrayendo la atención del público, influyendo esto al lanzamiento del disco, publicado solo dos semanas después. Con esta popularidad Nirvana hizo reconocida la música Grunge a nivel mundial y su nombre resonó en los desencantos interpersonales de los jóvenes. 

Un estilo más melódico caracteriza esta entrega, pero no por implementarlo Nirvana se alejó de la violencia musical, del desenfreno y el arrebato. Con Kurt Cobain en la guitarra y voz, Krist Novoselic en el bajo y el recién llegado Dave Grohl en la batería, Nirvana completaría su integración definitiva, con la que tocaron hasta ciertamente el cansancio.

12 temas oficiales y 1 oculto son los que vomita este álbum, canciones llenas de odio y reflexión donde sus intérpretes callan la técnica y liberan la más cruda expresión. Las letras son berreadas con la voz crujiente de Kurt, el acompañamiento vocal se intercala con estruendosos gritos y tranquilas entonaciones. Los instrumentos juegan un ritmo pegadizo, acelerado y de repentinos cambios. Las melodías de nuevo pegadizas y aceleradas, pero con un revoltijo de sonidos desorganizados, que resuelven un ruido agradable al desencanto.

El álbum grita en nombre del odio, del autodesprecio, la decepción, el tormento, la reflexión. No es necesario saber qué dicen sus letras, porque la expresividad musical hace ese trabajo, somos capaces de sentir esas emociones tan fuertes, son una patada de inauguración a nuestro convulsivo sentir, las contradicciones interpersonales que contenemos, pero la música, el arte que está hecho para expresar, nos ayuda a liberar la criatura, el adefesio sentimental que se cultiva en la engullición de todas las adversidades a las que se estrella el desorientado pero indócil joven.

Así Nirvana y Kurt Cobain se consagraron como una banda perteneciente al sentir de la juventud, ellos fueron y son el grito de desahogo, del dar a luz la agonía para que esta muera al contacto con el aire.  

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.