Lejos de la ficción


Por: Santiago Andrés Correa Isaza

Volví al cine después de mucho tiempo. La película era simple: Un padre que salía a luchar contra la tiranía de las élites para defender a su familia, resulta victorioso. Al salir, encantado por lo que había visto, recibí una llamada: “Han matado a tu padre, una infiltración en primera línea”. Entonces, volví a la sala de cine. Tenía la esperanza de que mi realidad estuviera en esa sala inhóspita donde mi padre saldría victorioso y, mi ficción, en un país cuyos escombros se desmoronan, como mi mundo.

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.