TUNDAMA, UN ACERCAMIENTO AL PASADO Y SU VERDAD.


Directores: Edison y Diego Yaya  – País: Colombia – Año: 2021 – Duración: 73 min – Disponible en: salas de cine desde septiembre 16

Esta cinta dirigida por dos hermanos boyacenses, Edison y Diego Yaya, diseñadores y creadores de la compañía de producción audiovisual creativa DAG Amedia, dejan en claro tanto su talento como pasión por la animación en 3D, además de su gran trabajo dentro de la industria. Con esta película sin duda muestran una de las características más importantes del séptimo arte: no solo el entretener sino dejar en los espectadores una huella, una reflexión o un aprendizaje capaz de reconstruir imaginarios y analizar la realidad desde distintos puntos de vista, entendiendo la importancia de la historia, aquella que a través del tiempo forja el futuro de una sociedad.

Tundama es la recreación del choque infernal entre dos mundos: el americano y europeo; en donde lastimosamente fueron los nativos indígenas quienes sufrieron una de las mayores tragedias  por las que un ser humano puede pasar, el robo de sus costumbres e ideales, masacres masivas por la espada, armas y enfermedades, violaciones a todos los derechos, entre otras atrocidades. Este film trata de describir en la forma más fiel a la realidad ese sufrimiento, revelando que los llamados “próceres y conquistadores de América” —que la educación hace aprender rindiendo homenaje— son los mismos hombres que lideraron estas barbaries. 

La película está basada en hechos reales contando la historia del cacique Tundama, que es el máximo líder de la resistencia Muisca, quien enfrenta la llegada de los españoles dirigidos por Gonzalo Jiménez de Quesada. Por otro lado, la historia se entrelaza narrando la vida de una familia  agricultora conformada por padre, madre, dos hijos y una hija; estos inevitablemente quedan inmersos en medio del conflicto, de tal forma que deberán reunir fuerzas enfrentándose a la batallas dirigidas por el Cacique. 

El sentido cultural y crítico que maneja esta cinta animada es impresionante. Todos los recursos utilizados para la ambientación, como la música, son muy acertados, conmueven al espectador llevándolo a esa época, haciendo que los sentimientos como la ira, angustia e impotencia salgan a relucir. Las animaciones tienen muy buenos acabados, los escenarios propios de la naturaleza colombiana como los páramos, lagos, lagunas, cascadas y altas montañas parecen grabaciones reales más que una animación. Por otra parte, el guión refleja la riqueza del pensamiento Muisca, desde el inicio hasta el final de la película las reflexiones sobre el concepto de la vida están a la orden del día. Es importante resaltar que para generar un pensamiento crítico e incentivar la participación se debe mirar la historia, ella es la herramienta para observar los procesos sociales, culturales, económicos y políticos por los que el mundo ha atravesado, entendiendo el hoy de nuestra sociedad; en ese sentido Tundama es aquella herramienta  cinematográfica que aporta al aprendizaje y ayuda a divisar el panorama en que se desarrolla el contexto colombiano. Es una película para reflexionar y pensar en el cambio.

Tatiana Tolosa 

18/11/2021


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.