“La música es consecuencia y causa de lo que pasa en la sociedad”


Ianko Bogdan con raíces ucranianas y nacido en Bogotá nos cuenta algunas ideas y experiencias en relación con su pasión: La música. 

  1. En el proceso de la creación musical ¿Hay espacio para expresar o comunicar sus conocimientos, emociones y sentimientos?

 -Sí, sin duda existe ese espacio para comunicar bien sea en un contexto instrumental o vocal, obviamente el contexto vocal es completamente explícito y la semántica tiene relación más clara con respecto al mensaje emisor y receptor, en cuanto a comunicar sus conocimientos sí, y si hablamos de conocimientos musicales el espacio de creación es un espacio fundamental en el que conjugando el bagaje de conocimientos que uno tenga en el resultado se puede ver perfectamente plasmado, los sentimientos por supuesto en el desarrollo de la música a lo largo de la historia en nuestro sistema de música occidental. Hay una serie de pautas. Que se han establecido mediante trabajos teóricos desde la antigua Grecia hasta acá en la que los sonidos adquieren culturalmente y contextualmente un significado emocional. Tan así que podemos distinguir una melodía triste de una melodía alegre entonces la respuesta a todo es afirmativa, si hay espacio.

  1. ¿Qué diferencia a la música de otro proceso comunicativo?

 - Si hablamos de música instrumental dejando un poco de lado la música vocal es que esta comunicación se vuelve subjetiva y  adquiere un rango mucho más amplio de interpretación por parte del receptor, tiene una flexibilidad que permite al receptor hacer parte interactiva de ese mensaje a través de su mente a través de su propia percepción mientras que las palabras suelen tener un significado mucho más objetivo y concreto.

  1. ¿La música es un instrumento capaz de establecer un diálogo intercultural?

-Absolutamente. Yo lo vivencio en el día a día de mi ejercer musical porque precisamente el énfasis de mi ejercicio como músico ha sido precisamente la conexión intercultural a través de la música propia o la música característica de diferentes pueblos o naciones, incluso la agrupación que yo tengo actualmente. Hace música que parte del folclor y las influencias del folclor latinoamericano y especialmente andino como también utilizamos elementos de la música balcánica la música Oriental, Ucrania, Rusia, Polonia ,Moldavia, Rumania que son países de Europa del Este, incluso mezclamos elementos y hacemos ejercicio de interinfluencias entre las músicas de tal manera que sin duda se puede establecer ese diálogo intercultural.

  1. ¿Cómo se relacionan las tendencias musicales con el comportamiento de la sociedad?

-Lo que voy a decir a continuación es un tema netamente de percepción, no tengo un sustento teórico que pueda soportar lo que voy a decir pero considero que está completamente inter-fluenciado, es un mutualismo entre las tendencias musicales y la sociedad. La música es consecuencia y causa de lo que pasa en la sociedad, es una retroalimentación constante. Si nos vamos al ejemplo de la música popular que es la música que más se escucha en este momento en nuestro país en Colombia, es una música: primero a nivel musical matemático de una estructura absolutamente simple, las estructuras matemáticas y armónicas son simples tres acordes, cuatro acordes; Hay algunas composiciones que tienen un lenguaje musical más rico, pero la generalidad es bastante simple y lo mismo ocurre en sus textos, las letras son causa y consecuencia de la mentalidad y consecuencia porque sin duda el ser humano en determinados contextos bien sea de dificultades económicas, de superficialidad social, falta de acceso a cierto nivel educativo tiende mucho a centrar su vida en el paradigma del amor romántico, por ende en el despecho y en el consumo de alcohol. Sabemos que el contexto de esa música ronda sobre todo por el tema del consumo del alcohol del despecho, es ciertamente monotemática al respecto y eso retroalimenta a sí mismo y hace que se genere esa tendencia a centrar la emocionalidad de las personas en ese tipo de lenguaje y  prácticas que a mi modo de ver son muy superficiales, lo mismo pasa con el reguetón una hipersexualización de la sociedad, vemos que la sociedad latinoamericana (eso sí creo que las estadísticas lo soportan) suele haber más embarazos no deseados, más libertinaje sexual que en otras sociedades como las europeas.

  1. ¿Qué le diría a un estudiante que desea estudiar música, pero tiene miedo al “fracaso”?

-Yo creo que no hay peor fracaso que la frustración del resentimiento por no haber intentado o no haber dado la lucha en aquello que su intuición le dice que debe hacer y cuando hablo de intuición no me refiero a algo espiritual o que esté más allá de lo material necesariamente, cuando hablo de intuición me refiero a la capacidad inconsciente/intelectual que tiene la gente de conocerse y de conocer qué es aquello que más le gusta y que es lo que más podría destacarse que muchas veces por no decir la mayoría coincide. Hay que intentarlo en mi experiencia me he encontrado con muchas personas de avanzada edad que cuando me ven tocar, así tengan una estabilidad económica, afirman arrepentirse de no haber luchado por eso que realmente les genera pasión.

En la coyuntura que estamos actualmente con el tema de la pandemia creo que mucha gente habrá podido reflexionar que a veces el dinero o el poder adquisitivo puede ser efímero porque en cualquier crisis se va  al carajo, el sentido de la vida está en el goce, obviamente el goce enmarcado en los límites que no permitan transgredir la integridad del otro, pero no hay mayor goce que dedicar su vida a un propósito y la música sin duda es una pasión y es un propósito. Cuando se tiene un propósito su emocionalidad y su cerebro genera las sustancias necesarias para sentirse enérgico, para sentirse feliz, para sentirse bien. No hay mayor garantía para  buscar el bienestar que dedicarse a algo que realmente le apasione, no hay que tenerle miedo al fracaso, fracaso va a haber muchísimo, de hecho eso es una regla general siempre habrá más fracasos que aciertos, pero esos momentos de éxito valen la pena.  

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.